"Lo único permanente es el cambio" - Heráclito

Procesos de Cambio

Si llevas tiempo queriendo lograr algo y no lo consigues o no sabes como hacerlo, y a pesar de esforzarte mucho no obtienes los resultados que esperas.

Si hay una parte de tu vida que no te produce felicidad o te falta algo...

Estas de suerte, tan solo utilizas una estrategia de afrontamiento errónea. Cambia para elegir la estrategia adecuada y lograr el éxito y la felicidad.

Momentos para Disfrutar

Si necesitas un poco de relajación y tranquilidad y no quieres complicarte, o simplemente quieres desconectar un rato para coger fuerzas.

Si te apetece darte un capricho o tienes molestias físicas y tensiones.

Prueba nuestras técnicas de masaje y relajación y recupera esa vitalidad para poder disfrutar de cada momento en tu vida.

Cambiar

"No puedes bañarte dos veces en el mismo rio"

En contra de lo que pudiera parecer cambiar es más fácil y rápido de lo que creemos. De hecho, cambiamos continuamente, nuestro cuerpo renueva las células constantemente, hay días que tenemos más energía que otros, experimentamos emociones diferentes según el momento, nuestros pensamientos se mueven imaginando, recordando y analizando situaciones diferentes.

La creencia de que somos siempre iguales es una ilusión de nuestra percepción, solo prestamos atención a las cosas que permanecen igual omitiendo las novedades y los cambios. En otros casos proyectamos un recuerdo o juicio del pasado en el presente, manteniendo la ilusión de que todo es igual que antes. Sonrío con cariño al recordar esos padres, para los cuales sus hijos siguen siendo sus pequeños, aunque tengan 40 años, y les siguen tratando como lo llevan haciendo desde siempre. ¡Qué situaciones provoca esta percepción!

¿En algún momento te has planteado cómo has llegado a este momento? Aquí y ahora.

Cuando somos pequeños venimos como una tábula rasa, nuestro disco duro está vacío. Solo traemos una programación básica para sobrevivir, succionar y llorar son básicamente nuestras capacidades "de fábrica". Eso sí, la naturaleza nos ha dado otra característica: una maravillosa capacidad de aprendizaje, observamos e imitamos para adquirir nuevas destrezas. Durante la primera etapa de nuestra vida lo aprendemos todo de esa manera, instalamos los paquetes de idiomas en nuestro disco duro, aprendemos a ser buenos y malos y nos dicen lo que es "caca" y lo que no. Cargamos los programas que usa nuestra familia y entorno cercano, así que ya tenemos información sobre cual es nuestro equipo de futbol, que comidas son las mejores, en qué Dios hay que creer o como funciona la vida. Puede haber una gran diferencia en estas cosas básicas si naces en Europa o en África.

Posteriormente desarrollamos nuestro cerebro y adquirimos la capacidad de razonar, con lo que añadimos otra forma de aprendizaje: el pensamiento abstracto. Podemos crear conceptos que solo existen en la mente, cambiarlos, transformarlos y crear nuevos conceptos basados en los primeros, permitiendonos conseguir cosas asombrosas. Me sigo maravillando cuando un avión, construido básicamente de metal, deja de tocar el suelo y empieza a surcar los cielos. Y no digamos cuando alguien en un laboratorio lanza electrones contra una placa de metal y llega a la conclusión de que la luz es onda y particula a la vez...

Podríamos jugar y decir que, aquí y ahora somos la suma de nuestra herencia genética, nuestros aprendizajes y experiencias (tanto positivas como negativas) en nuestro entorno familiar, laboral, social, etc.

¿Y qué pasa cuando aprendemos algo nuevo? ¿Qué ocurre cuando viajas al extranjero por primera vez, cuando aprendes a conducir o cuando experimentas tu primer amor? ¿Sigues siendo la misma o el mismo?

Cada nueva experiencia, cada nueva información te cambia, se suma a lo que eres o crees ser en este momento.

Si continuamos con el juego, podríamos definir al ser humano como un todo invidisible, dividido en cuatro planos o dimensiones intímamente conectadas.

Cuerpo, energía, emociones y mente.

El cuerpo da soporte, como la base del tetraedro, a la energía que en él se genera y distribuye hasta el último rincón a traves de los meridianos y demás canales energéticos, a las emociones que se manifiestan produciendo sensaciones corporales y a los pensamientos, que aunque mas etéreos, también están muy presentes en el cuerpo.

En cada momento, en cada situación, todos los planos están relacionados de una determinada manera. Si estás enfadado, tu cuerpo adopta una postura, un ritmo cardíaco, una respiración determinada. La energía se desplaza a la parte superior y a las extremidades y en ese momento tu cerebro solo puede pensar en cosas muy concretas. Todo está conectado y en equilibrio.

De esta forma, el juego prosigue, y podríamos plantear nuestro estado actual como la suma de todos los planos implicados en un determinado momento o situación, e imaginar el estado que queremos conseguir en esa misma situación.

Aplicando las técnicas adecuadas puedes conseguir el estado que deseas, puedes cambiar lo necesario para conseguir aquello que has propuesto.

 
"Si sigues haciendo lo mismo obtendrás los mismos resultados"
 

Muchas gracias a Mercedes Sosa por esta canción.

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Haciendo click en el botón aceptas su uso. Puedes ver la política sobre cookies haciendo click sobre este texto.